El régimen castrista ha convertido la isla entera en una cárcel. Los cubanos no pueden mudarse entre provincias, tienen que enfrentarse a excesivas restricciones para poder salir del país y no pueden pronunciarse en contra del gobierno. Eso, entre muchas otras cosas que serían normales en cualquier otro país libre. Por ese motivo, todos los cubanos se pueden considerar como presos y en adición existen cárceles dentro de la cárcel que están llenas de cubanos y cubanas inocentes, cuyo único delito es amar la libertad o querer forjarse un mejor mañana.

martes, 24 de mayo de 2011

Cuba: Muere un prisionero en Quivicán

Hablemos Press - La Habana El prisionero Salvador Ferrer Rodríguez murió el domingo 22 de mayo. Cumplía condena en la cárcel Quivicán, ubicada en la provincia Mayabeque. Estaba enfermo de los pulmones. Al parecer “su muerte no fue por la enfermedad sino por una golpiza que le dieron los militares”, denunciaron, vía telefónica, varios reos.

La primera persona en informar a esta agencia sobre la muerte de Ferrer, fue Alexander Suárez Torres, un recluso, quien dijo que Ferrer había fallecido el domingo “alrededor de las 5:00 de la tarde en la sala de penados del Hospital Julio Trigo” en La Habana.

Suárez contó que Ferrer llevaba varios días pidiendo atención médica. “Lo que causó molestia a unos militares y en una de esas ocasiones lo golpearon y tiraron por una escalera para abajo porque dicen que estaba fingiendo”.


“Producto a esa caída le fastidiaron una clavícula, y es cuando lo llevan para el hospital donde recibió también malos tratos, según conocimos por una enfermera que fue quien nos informó de su muerte el domingo”, aseguró Suárez, sin confirmar que día sucedió lo de la golpiza.

Según Suárez, le preguntó a un guardia por Ferrer luego de haber conocido de su muerte. “Me dijo que estaba bien. Le aclaré, compadre lo mataron ustedes que le dieron una golpiza aquí y en el hospital. Me llamó aparte y me dijo coño Alexander no formes eso; no alertes a las masas que esto se pone malo y hay que continuar dando golpes”. 
 
Norberto Muños Palomino, de 26 años de edad, otro recluso que cumple una condena de 9 años por propaganda enemiga y que le dicen el político, notificó a las 6:18 pm del domingo: “hago saber a la opinión pública nacional e internacional la muerte de un recluso, su nombre es Salvador Ferrer Rodríguez (…) se encontraba ingresado por una golpiza que le dieron unos guardias en días pasados”.

Los médicos dicen que él tenía tuberculosis pero no murió de eso. Los guardias le adelantaron la muerte, le dieron una golpiza. No falleció por la enfermedad. Quieren hacer ver eso. Acuso al régimen castrista por este otro crimen que han cometido sus sicarios”, reiteró Palomino. 
 
Lemay de la Rosa Zaldívar, un ex pelotero y pitcher del equipo La Habana, sancionado a 10 años por un supuesto Tráfico de Persona y Salida Ilegal del País comentó que Ferrer era amigo suyo. “Compartíamos aquí en el destacamento 18. Se sentía mal y se lo llevaron para el hospital donde falleció. Días antes le habían dado una golpiza. Ahora las autoridades dicen que fue por una tuberculosis; pero que van a decir ellos (los militares) aquí nadie se cree eso”.

Hablemos Press no pudo confirmar la versión de sus familiares. Solo tiene una hermana en Cuba, con la que no pudimos conversar por vivir en un pueblo de campo donde nos aseguraron no hay teléfono.

“Su mamá y otra hermana residen en los Estados Unidos y enviaban dinero a Alina, la persona encargada de hacerle cada mes la jaba de alimentos que le debía llevar a Ferrer a la prisión por encargo de sus familiares”, contó por teléfono una anciana vecina de la localidad de San Antonio de los Baños de donde es natural Ferrer.

“Estaba enfermo de los pulmones pero se había mejorado me dijo hace tiempo una mujercita que lo iba a ver a la prisión y que también tiene su hijo allí”, dijo la anciana y agregó “conozco a esa familia hace mucho tiempo, su padre es de oriente pero hace mucho tiempo que no lo veo, no sé si ya murió.

La anciana que no quiso dar su identidad, aseguró que el entierro había sido a las 2:00 de la tarde del lunes. “En los funerales no se habló nada de que hubiese muerto por golpes. Allí estuvieron unos médicos y dijeron que la autopsia no estaba todavía”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada